El directivo como Director de Autores

El Director de AutoresEl concepto Director de autores ha sido lanzado en el libro: Desde la otra orilla. El Director de Autores, por Federico Castellanos y José Luis Rodríguez, editado por la Ed. Diaz de Santos en una presentación realizada recientemente en la Escuela de Organización Industrial.
Estamos convencidos de que este concepto va a ser algo duradero y que servirá para que miles de directivos y consultores de management se replanteen si el estilo de dirección que aplican en sus organizaciones o sobre el que predican en sus conferencias y cursos de formación es el adecuado.
Federico y Jose Luis son dos directivos de las Areas de Recursos Humanos, curtidos en miles de batallas en las que han participado durante sus muchos años de experiencia en la dirección de empresas, algunas de ellas grandes con implantación multinacional. No se trata por lo tanto se algo teórico, sin que eso signifique que sus tesis no estén bien fundamentadas en la teoria del management, sino más bien algo que ha ido destilando a los largo de mucho tiempo y que ahora, al final de su vida profesional, emerge con la claridad que tienen esas ideas sencillas pero sugerentes.
Los autores proponen en su libro un estilo de dirección en el que el directivo dirija, no ya a personas, que también, sino a autores, o sea a personas con capacidad, espontaneidad, autonomía, imaginación y que en un entorno adecuado son capaces de desplegar un talento atesorado que en condiciones normales en las empresas no acaba de emerger.
El enfoque de su tesis es profundamente humanista. Es la persona el centro, el eje de toda la acción directiva en la empresa. Eso en sí mismo es muy importante e incluso resulta turbador para muchos directivos, denominados en el libro Directores Soberanos o Soberanistas, cuyo estilo estaría precisamente en las antípodas del Director de Personas.
Mientras que el Director Soberano, utiliza el ordeno y mando, desprecia las relaciones interpersonales, delega poco, desprecia y no reconoce los logros (porque para eso se les paga) el Director de Autores explica, informa, sugiere, alienta, consigue el compromiso, da confianza, permite los errores, asume cierto riesgo, busca la participación desde el principio, escucha, reconoce el trabajo bien hecho y da feedback negativo sin herir sensibilidades.
Los autores sostienen que en el mundo actual, global y local, con una alta competitividad instalada en todos los sectores productivos, con la necesidad de innovación que tienen las empresas para sobrevivir, es mucho más ecológico, adaptado al medio, el estilo de dirección de autores que cualquier otro que se pueda o que en un momento dado convenga aplicar.
Uno de los prologuistas, el Profesor Manuel Fernández Ríos sostiene que existe una cierta contradicción o al menos laguna no llenada en el libro, entre la libertad del autor dirigido por el Director de autores y la necesaria coordinación para conseguir un objetivo común. Puede que así sea y que dicha laguna sea abordada en posteriores trabajos, sin embargo en mi opinión esa aparente contradicción en la práctica de las empresas no se presente o se soluciona de una manera natural. Ejemplos con el de Google, en el que todos los empleados disponen de hasta un 30% de su tiempo para trabajar bien de forma individual o coordinada en proyectos propios, que luego pueden ser financiados por la empresa si así se consideran, son una manera sencilla de resolver esa contradicción entre la libertad del autor y la colaboración con otras personas en pos de un objetivo común.
No es desde luego la única manera de hacerlo. Utilizando un simil deportivo, el autor tiene libertad y autonomía para por ejemplo cambiarse de banda o inventarse una jugada nueva apoyándose en otros compañeros de equipo, aunque sabe perfectamente que en un momento dado le tocará defender achicar el balón si es preciso, para conseguir el objetivo de la victoria de su equipo.
Volviendo al simil futbolístico y salvando las distancias un directivo soberanista podría ser por ejemplo Capello, mientras que un director de autores sería Vicente del Bosque en su época como entrenador del real Madrid o Arsène Wenger, actual entrenador del Arsenal.
No abundan los libros sobre management en español y escritos por autores españoles, nos encontramos en este caso un libro que no pasará desapercibido, con un análisis lucido, un planteamiento riguroso y una propuesta valiente que como hemos pronosticado, dará que hablar.

Antolin Velasco
Socio Director de Human Coaching
Vicepresidente de Aecop

Artículo escrito por

Antolin Velasco Maillo

Ingeniero de Telecomunicaciones, Master en RRHH por el IE, IESE y ESADE. Ha trabajado en Telefónica durante 30 años, en distintas areas de Recursos Humanos. En la actualidad es Coach Senior certificado por AECOP, Socio Director de Human Coaching, Presidente de AECOP-EMCC Madrid y responsable del Comité de acreditaciones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies